Quedada en ArbeyaL

Hoy ha tocado quedada con dos compañeros de trabajo y afición, nos juntamos en Arbeyal para nadar en aguas abiertas. Me daban pánico, porque son unos máquinas nadando y la verdad es que me han dado para el pelo, pero con ellos tirando y animando al final hemos hecho dos tiradas de 580 m. No contaba con aguantar tan bien, al final yo creo que podría haber seguido un poco, la pena es no haber tenido más tiempo. Algo que me dijerón es que debería buscar la referencia nadando cada tres brazadas, porque al igual que el otro día me volví a desviar varias veces de la ruta. Hoy las gafas se me empañaron menos, solo 2 veces, una por serie. Poco a poco nos acercamos a la distancia del triatlón sprint. Para terminar decir que los entrenamientos con amigos son una pasada y te animan a llegar más lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *